5 recomendaciones para viajar solo

Viajar solo puede ser una decisión personal o podemos vernos en la situación por motivos diversos, como el trabajo. En cualquier caso, no hay nada como una escapada con uno mismo para conocerse mejor y descubrir el mundo con nuevos ojos.

Los viajes en solitario permiten que nos abramos más a la cultura que visitamos, involucrándonos más con los locales y sus costumbres. También comportan ciertos riesgos: somos los únicos responsables de nuestra seguridad, pueden mirarnos raro y, en ocasiones, podemos sentirnos fuera de lugar.

¿Qué hacer para sacar el máximo partido a tus viajes en solitario?

1. Infórmate antes de salir

Suena aburrido, pero planear el viaje antes de salir te ahorrará muchos dolores de cabeza. ¿No hablas el idioma local o incluso no sabes leer su alfabeto? Una ruta impresa en la comodidad de tu casa no te llevará hasta la puerta de tu alojamiento, pero te servirá de ayuda y te permitirá preguntar a la gente del lugar aunque sólo os entendáis por gestos.

2. Cuidadín

Seguro que no vas a cometer ninguna imprudencia, pero yendo solo, debes extremar precauciones. No infrinjas las leyes del país en el que estés, aunque te parezcan absurdas. Asegúrate de que conoces el funcionamiento de los medios de transporte y trata de no ofender a nadie. Por ejemplo, en muchos países de Asia es habitual acordar el precio del trayecto y el destino antes de subirse a un taxi y, si al taxista (muchas veces un ciudadano corriente que ha decidido sacarse unas moneditas) no le parece bien, se irá sin más. ¡Sé prudente!

Es buena idea que les envíes a tus allegados la información de los vuelos, alojamientos y rutas que vas a hacer para que sepan más o menos dónde vas a estar. Ellos se quedarán más tranquilos, y tú también. Si eres español, también puedes inscribirte en el registro de viajeros.

3. Viaja ligero

Siempre que sea posible, llevar un equipaje que puedas manejar con facilidad hará de tu viaje una experiencia mucho más placentera. En Nuevos Nómadas pensamos que este punto es aplicable a todos los viajeros, pero no cabe duda de que cuando viajas solo es especialmente importante no depender de la ayuda de los demás para poder levantar tu mochila.

4. Disfruta de la gente

Lo mejor de viajar solo es la cantidad de personas que conocerás en el camino. Ya sean las “madres temporales” que mencionábamos en El Síndrome de París, los amigos que hagas durante el viaje o la gente con la que te vayas topando sin más. Sin duda, una persona sola, extranjera y con cara de perdida tiene un aura de vulnerabilidad que hace que los demás se vuelquen para ayudarla. Aunque debes fiarte de tu instinto y ser precavido, no te cierres en banda. ¡Te sorprenderá la candidad de personas que te echarán un cable!

5. Pero no te olvides de los tuyos

Seguro que hay lugares en este ancho mundo en los que todavía no hay WiFi. Pero lo más probable es que no estés planeando un viaje a uno de ellos, por lo que te recomendamos que aproveches las ventajas de la tecnología para ir comunicándote con tus familiares y amigos durante el viaje. Venga, si te mueres por actualizar tu Instagram, ¿qué es un breve mensaje para sentirte como en casa durante un ratito?

Deja un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico.