Aprende a montar una tienda de campaña como un auténtico explorador

Ya sea porque te vas de festival o porque has decidido darle una oportunidad al camping, con el buen tiempo te has lanzado a probar y vas a dormir en una tienda de campaña. ¿Quieres que te despierten los rayos del sol después de un sueño reparador en plena naturaleza? Te ayudamos a sacar el explorador que llevas dentro para que montarla sea pan comido.

 

Lo primero, analiza el espacio

Si vas a quedarte en un camping te asignarán una parcela, pero evalúa el terreno antes de ponerte manos a la obra. Evita las raíces (no quieres que se te claven en la espalda) y busca la zona más nivelada. Si toda la parcela está inclinada, no será tan cómodo, pero no pasa nada. Sencillamente, cuando te tumbes a dormir, ¡hazlo con la cabeza en la parte más elevada! Sobre todo: nunca montes una tienda de campaña en una hondonada, ya que podría inundarse en caso de lluvia.

Respecto a la orientación, lo habitual es colocar la “cola” de la tienda hacia la dirección desde la que sopla el viento, para que entrar y salir sea más cómodo y dentro haya menos corriente de aire. Si no hay viento y quieres cumplir tu deseo de despertarte con los rayos del sol, oriéntala con la puerta hacia el Este. Como todas las recomendaciones, ésta también puede romperse. Y es que si estás montando la tienda en lugar muy caluroso, lo más adecuado puede ser justamente lo contrario: colocar la puerta de la tienda hacia la dirección del viento, para que la refresque.

 

¡Por partes!

Aunque hay muchos tipos de tiendas de campaña, la mayoría tienen dos grandes piezas de tela: la estructura base y suelo, y el doble techo impermeable. La estructura base, que tiene un suelo resistente, está pensada para colocarse directamente sobre la tierra. Sin embargo, es buena idea hacerse con una lona impermeable que colocar debajo y que te aislará mejor.

Coloca la estructura y el suelo en el lugar escogido, sobre la lona si tienes. A continuación, encaja las varillas flexibles que tiene tu tienda. Algunos modelos, como los típicos “iglús”, se montan sólo con dos varillas entrecruzadas, pero otros tienen mayor complejidad. No olvides echar un vistazo a las instrucciones para asegurarte de dónde va cada varilla, es posible que no todas tengan la misma longitud. En ese caso, lo más probable es que estén marcadas de alguna manera, como con un color diferente.

 

Ahora viene lo divertido

Una vez montadas las varillas, pásalas por los ojales dispuestos a ese fin y, cuando las tengas todas, estira hacia arriba con ganas. ¡Alehop! Esto ya parece otra cosa.

El siguiente paso no tiene ninguna complicación: echa encima el doble techo hasta que encaje en la posición correcta (¡puerta con puerta!) y átalo.

Ahora debes asegurarte de que la tienda queda fijada al suelo, así que tendrás que asegurarla con las piquetas. Cuando más verticales las puedas colocar, mejor. Ayúdate de un martillo (o de una piedra, si lo has olvidado) y no te preocupes si alguna se te dobla, le puede pasar (y le pasa) hasta al más experimentado. ¡Es buena idea asegurarte de que llevas suficientes antes de salir de casa!

Si el clima se comporta, tu tienda ya está lista para usarse. Pero si hiciera mucho viento, coge esas cuerdecitas que cuelgan de los laterales de la tienda, estíralas y amárralas al suelo con más piquetas. ¿Sabes cómo se llaman?

“Vientos”.

Original, ¿eh?

 

Recuerda

Estás montando una tienda de campaña, no construyendo un palacio. No hace falta que caves zanjas alrededor, intenta que tu huella sea lo más reducida posible. ¿O a tí te gustaría encontrarte un lugar estupendo para acampar completamente agujereado y con la tierra revuelta?

También debes tener en cuenta la legislación del país donde vas a acampar. En España, por ejemplo, la legislación es un tanto gris al respecto. En algunas comunidades autónomas la acampada libre está prohibida, y en otras se permite en zonas de lo que se conoce como “acampada controlada”. Infórmate bien antes de salir y no dudes en contactar con las autoridades locales si no lo tienes claro.

¿Listo para salir a dormir al aire libre?

Deja un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico.