Ciudades combativas: Berlín

Hay ciudades que parecen concentrar más acontecimientos históricos que otras. Quizá por el carácter de sus gentes, por coyuntura histórica o por simple casualidad, es un hecho que hay lugares que son puntos calientes de nuestra historia común. En honor a estos lugares a veces admirados y otras temidos hemos creado una serie de artículos sobre ciudades combativas que merece la pena visitar.

Hoy, 9 de noviembre de 2017, se cumplen 28 años de la caída de uno de los muros físicos y mentales más importantes del siglo XX, el muro de Berlín. El “muro de la vergüenza” dividió en dos la actual capital alemana desde 1961 hasta 1989 y su caída es un símbolo del fin de la Guerra Fría.

Para conmemorar este feliz aniversario queremos honrar el espíritu combativo de Berlín; alternativa, dura, misteriosa y ordenada a la vez. Y para ello, vamos a hablarte sobre tres lugares berlineses un tanto extraños y con mucha historia, aunque menos conocidos que el Muro, la torre de televisión o el Pergamon Museum.

Apunta:

 

Berliner Unterwelten

Desde el año 2000, en Berlín se ha abierto un mundo subterráneo, ¡tal cual! Kilómetros de túneles ferroviarios en desuso, refugios antiaéreos de la Segunda Guerra Mundial o depósitos abandonados son ahora accesibles con visitas guiadas gracias a la creación del museo Berliner Unterwelten, literalmente, “el mundo subterráneo de Berlín“.

Berlín, tan colmada de historia en sus calles, esconde aún más debajo de ellas. En una visita a este museo podrás descubrir cómo se movían los contrabandistas que vendían mercancías de un lado a otro del muro durante la Guerra Fría; dónde se almacenaba la munición del ejército nazi durante la guerra; la dura historia de los archivos que se encontraron sobre esclavos; dónde y cómo funcionaban los hospitales-bunker y las fábricas del subsuelo berlinés. Pero, sin duda, el plato fuerte de este lugar es “Germania”, una exposición que muestra la visión utópica de Hitler para reconstruir Berlín.

Aquí encontrarás toda la información práctica para visitarlo. Ojo: es obligatorio llevar calzado cerrado y cómodo para poder entrar.

 

Spreepark

spreepark

El Spreepark es un parque de atracciones que se abrió en la RDA (la Alemania del este) y que lleva unos 15 años abandonado. Con la caída del muro de Berlín se intentó adaptar a los estándares occidentales, pero el negocio no funcionó y su propietario se exilió a Perú, dejando una deuda millonaria.

Hoy es un parque fantasmagórico con una noria a veces mueve el viento, multitud de esculturas de dinosaurios y atracciones invadidas por la maleza. Técnicamente, la entrada está prohibida. Pero decimos técnicamente porque Internet está repleto de información sobre cómo llegar y cómo colarse. No te preocupes: no te vamos a proponer que te saltes las normas. Sí te explicaremos que de vez en cuando, se organizan visitas guiadas (éstas sí, legales). No se dan datos concretos en su página web, pero sí un email de contacto para preguntar.

 

El museo de la Stasi

La Stasi era la policía secreta de la RDA, socia leal de KGB soviética y probablemente uno de los servicios secretos más temidos del siglo XX. Se estima que uno de cada diez ciudadanos de la RDA colaboraban como informantes para la Stasi, y este museo muestra algunas de las muchas y extrañas maneras en las que se espiaba. Micrófonos escondidos en libros, relojes de pulsera con aparatosos cables… Aquí podrás ver todo tipo de objetos que ahora nos parecen burdos y más propios del Inspector Gadget, pero que en su momento sirvieron para hacerles la vida imposible a muchísimas personas.

Como no podía ser de otra manera, el museo está en la antigua sede de la Stasi. Infórmate sobre precios, horarios y exposiciones aquí.

 


¿Quieres leer sobre otras “ciudades combativas”?

Deja un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico.