Cómo hacer un viaje en autocaravana por primera vez

¿Sueñas con alquilar o comprar una autocaravana y hacer un viaje por carretera? Ya te lo imaginas: dormiréis en sitios increíbles, os turnaréis para conducir, adaptaréis el viaje cada día con toda libertad; será memorable. Sólo hay un problema, y es que nunca has viajado en autocaravana y no sabes por dónde empezar.

No dejes de pensar en esta forma de viajar y empieza tu metamorfosis en autocaravanista:

1. Planifica tu ruta. Las autocaravanas son vehículos grandes y al principio puede costarte calcular las distancias o conducirla con facilidad. No te la juegues y asegúrate que tu ruta sólo pasa por carreteras asfaltadas. Por otra parte, aunque es muy idílico pensar que podrás parar a dormir donde quieras, lo cierto es que tendrás que informarte sobre la legislación vigente del país o países por los que vayas a moverte. En España, por ejemplo, son numerosas las localidades que no permiten la pernocta de este tipo de vehículos fuera de los espacios autorizados por considerarse que están “acampados”.

2. Coloca bien todas tus pertenencias. Si no quieres tener un susto, comprueba que has cerrado bien todos los armarios, ventanas y puertas antes de ponerte en marcha. No es buena idea que viajes con tu mejor vajilla ni que dejes objetos sueltos dentro del vehículo: asegúrate de que todo queda recogido. Una de las cosas más sorprendentes de un primer viaje en autocaravana pueden ser los crujidos. ¡No sufras! La autocaravana no se está rompiendo, pero lleva tantos elementos (muebles, electrodomésticos, depósitos…) que al ponerse en movimiento pueden crujir y hacer ruidos. ¡Te irás acostumbrando a base de kilómetros!

3. Cuidado al acampar. Busca un lugar llano, y si la autocaravana queda desnivelada, ayúdate de cuñas bajo las ruedas para que no ruedes al dormir. ¡Aléjate del barro! Si tu vehículo de varias toneladas se hunde en él, tendrás que sudar para sacarlo. Si quieres colocarte bajo la sombra de un árbol, recuerda que la autocaravana es muy alta, ¡ojo con las ramas! Y recuerda que aunque viajes con algún dormilón, cuando volváis a poneros en marcha tiene que sentarse en uno de los asientos equipados con cinturón de seguridad; quedarse en la cama es peligroso y está prohibido.

4. Revisa, revisa, revisa. Viajar en autocaravana requiere atención y hay ciertas cosas que debes hacer cada vez que vayáis arrancar (aunque sean fáciles de olvidar). Apaga el gas antes de ponerte en marcha, es muy peligroso. Fíjate en la nevera de tu vehículo y, si no se cambia de manera automática, modifica el modo de alimentación de gas a eléctrico para que funcione con la batería del vehículo mientras conduces. Por último, pero no menos importante: si tu autocaravana tiene escotillas, ¡no te olvides de cerrarlas antes de arrancar!

Viajar en autocaravana te dará una libertad imposible de lograr de otro modo. ¡Y estarás como en casa!

Deja un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico.