El síndrome de París

Algunos japoneses, cuando viajan por primera vez a París, se llevan una gran desilusión. Frente a su imagen idealizada de la ciudad de la luz, conformada a través de las películas y la literatura, se encuentran una ciudad que no se ajusta a sus expectativas, que es normal, y se deprimen profundamente. Este trastorno psicológico tan romántico da nombre a la novela de Aniko Villalba en la trata de explicar su estilo de vida como viajera y nómada digital.

En El Síndrome de París, Aniko narra cómo después de la muerte de una de sus mejores amigas, Lenke, dejó su casa en Buenos Aires y se fue de viaje sin billete de vuelta. Durante dos años, viajó sola (aunque a periodos, también acompañada) por varios países de Sudamérica y Europa, y en este libro de lectura rápida podrás descubrir con ella la belleza del desierto de Atacama, los paisajes volcánicos islandeses o las playas de Biarritz, entre muchas otras cosas. El Síndrome de París está escrito con gran sensibilidad y mucho respeto hacia las diferentes personas con las que la escritora se fue encontrando. Aniko deja caer que las cholitas bolivianas pueden estar cansadas de que todos las fotografíen, que los islandeses son en general muy buena gente y que hasta la mejor de las amistades puede sufrir después de un largo viaje.

Ésta es una novela interesante no sólo por la historia que cuenta y porque ayuda a comprender mejor el estilo de vida de los nómadas digitales, sino también por todas las teorías que siembran el libro. Así, por ejemplo, Aniko cree que hay ciudades extrovertidas, como Barcelona, e introvertidas, como Valparaíso. También menciona a las “madres sustitutas” que uno se encuentra al viajar solo, mujeres que te ayudan y te cuidan porque sí. O la acertada reflexión de que “lo exótico no existe”: existe lo diferente, la ropa de otros colores, los idiomas con otros sonidos, las comidas con otros sabores. Pero la rutina cotidiana es más o menos la misma en todas partes.

En El Síndrome de París también se explica el slow travel, la viajoterapia y los viajes experimentales, que además Aniko prueba aquí, en España. Ésta es una novela íntima en la que el lector siente que termina por conocer a Aniko como si fuera su amiga desde siempre, con su manía de recoger naipes del suelo de ciudades de todo el mundo, el final de aquella historia de amor en Indonesia o el viaje a las raíces que hizo con su madre húngara por una región rural de Alemania.

El Síndrome de París es un libro bello, casi poético, que tocará la fibra sensible de todos los nómadas digitales, pero también de los que no lo somos. Recomendadísimo leerlo y, después (¡o a la vez!), seguir a Aniko Villalba en Viajando por ahí, Escribirme y sus canales en las redes sociales. Ahora mismo está de vuelta en Biarritz, y viendo las fotos es imposible no pensar en todas las historias de la ciudad francesa que relata en su novela.

¿Cuánto tiempo he tenido este libro en la mesilla? 1 semana
¿Para qué viajes me puede ayudar? Para saber si tienes alma de nómada digital, pero también si quieres viajar a alguno de los muchos países que se mencionan en el libro (los principales, listados aquí debajo).
¿Cómo lo he leído? En papel, en la edición en español de 2016 de Aniko Villalba
¿Lo recomiendo? Un mayúsculo SÍ

 

Deja un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico.