¿Europeo? La protección consular te interesa

Si has viajado al extranjero en el último año, seguramente habrás recibido un mensaje sms de “España contigo” al cruzar la frontera o aterrizar. En estos mensajes, que surgen de una iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores, se te informa sobre la localización y los datos de contacto de las embajadas o consulados españoles en el país al que has llegado. Útil, ¿verdad?

Pero, ¿qué pasa si te desplazas a un país en el que España no tiene embajada ni consulado? Si, siendo ciudadano de un país de la Unión Europea, por cualquier motivo, necesitas ayuda consular en el extranjero, puedes acudir a las embajadas o consulados de cualquier otro país miembro y se te atenderá como si fueras ciudadano de ese país (pst, son estos 28, aunque pronto serán 27).

En esto consiste la protección consular, una directiva aprobada por la Comisión Europea que establece que:

Cualquier ciudadano de la UE que se encuentre en un tercer país donde el suyo no tenga representación tiene derecho a la protección de las autoridades diplomáticas y consulares de cualquier otro país de la UE.

Para poder acogerte a esta protección deberás acreditar tu nacionalidad con un documento de identidad. Si lo has perdido o te lo han robado, la embajada o el consulado puede aceptar otra prueba.

¿Quieres más información? Lee todos los detalles aquí.

Deja un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico.