¿Qué hacer un fin de semana de mal tiempo en la Costa Brava?

Un clásico de los viajes es la frustración de saber que va a hacer mal tiempo. Sobre todo, cuando tienes prevista una escapada a un lugar cuyo máximo atractivo es su paisaje, como la Costa Brava. Piénsalo: las calas idílicas, los paseos con la melena al viento, los faros de postal: todo cancelado cuando llueve y para colmo sopla Tramuntana.

Aquí defendemos que viajar es descubrir, así que después de haber vivido la situación en nuestras propias carnes, te recomendamos qué hacer en la Costa Brava si hace mal tiempo:

 

#1 Visita el Museo Dalí

Probablemente en tu agenda aunque luciera el sol, el Teatro-Museo de Salvador Dalí de Figueres es imprescindible. La variedad de sus obras y el aire surrealista que lo impregna todo bien merecen dedicar medio día. En el museo encontrarás pinturas, esculturas, dibujos y todo tipo de artefactos creados por Dalí. En el mismo edificio también hay una exposición o pequeño museo adjunto que se centra sólo en sus diseños de joyas. Personalmente, esta segunda parte no nos llamaba la atención y nos sorprendió muy gratamente. ¡Recomendada!

La entrada combinada para adultos cuesta 14€, y para estudiantes 10€ (datos de verano de 2017).

#2 Pasea por el puerto de Cadaqués

¡Aunque sea con chubasquero! El pueblo serpentea junto al agua y podrás refugiarte en numerosos cafés si la cosa se pone fea. Podrás saludar a la estatua de Dalí junto a la playa y seguro que las casitas blancas aclararán un poco el día por mucho que llueva. Si tienes ganas de ver más museos, en Cadaqués hay un museo local, una galería de arte y, al otro lado de la colina, en la Cala de Porlligat, la casa-museo de Salvador Dalí, donde pasaba los veranos.

#3 Acércate al Monasterio de Sant Pere de Rodes

Una mole del siglo IX que impresiona por dentro y por fuera y desde la que hay muy buenas vistas al Cap de Creus y la bahía de Llançà. Además, cerca del monasterio están las ruinas de un poblado medieval del que sólo queda en pie la torre de la iglesia.

#4 Disfruta de la gastronomía local

Ante la lluvia persistente o la Tramuntana fuerte, refúgiate en un restaurante y disfruta de la gastronomía local, sin duda estelar: en la provincia de Girona hay 14 restaurantes que suman 18 estrellas Michelin. Y aunque optes por un establecimiento más humilde, la oferta de pescado, marisco, arroces y vino con denominación de origen seguro que está.

Deja un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico.