Un viaje a pie en solitario de más de 2.000 kilómetros

Salvaje, de Cheryl Strayed

Al acabar Salvaje (Wild, en su versión original) te darán ganas de calzarte las botas y salir a caminar. Se trata de la historia autobiográfica de Cheryl Strayed, en la que explica cómo en el verano de 1995, con sólo 22 años y atravesando una mala situación personal, decidió embarcarse en la aventura de recorrer (en parte) el Sendero del Macizo del Pacífico, en Estados Unidos.

El Sendero del Macizo del Pacífico o SMP (Pacific Crest Trail) es un sendero de largo recorrido que atraviesa la costa oeste de los Estados Unidos, pasando por California, Oregón y Washington. Los senderistas que lo recorren deben planificar su viaje cuidadosamente, teniendo en cuenta que necesitarán llevar encima prácticamente todo lo que necesitarán durante los meses que pasarán recorriéndolo. Y digo prácticamente porque, dado que se trata de un sendero tan largo, los excursionistas deben determinar cuáles serán sus etapas y sus puntos de reabastecimiento; normalmente, oficinas de correos o pequeños pueblos. Lo habitual es enviarse por correo cajas con alimentos, ropa y otros elementos que consideren que vayan a necesitar a lo largo del camino. ¡Todo un proyecto! Se estima que planificar un viaje como éste lleva entre seis y ocho meses.

En Salvaje, Cheryl Strayed explica cómo, mientras hacía cola en una tienda de actividades al aire libre, ojeó un libro titulado El Sendero del Macizo del Pacífico. Volumen I: California. Algo hizo clic en su subconsciente y la llevó a preparar un viaje en el que caminaría desde el punto en el que el SMP se cruza con la carretera cerca de Mojave (California) hasta Cascade Locks (Oregón).

“Era un mundo en el que nunca había estado […]. Un mundo que, según pensé, me convertiría en la mujer que yo sabía que podía llegar a ser y, a la vez, me permitiría volver a ser la niña que había sido en otro tiempo. Un mundo cuyas dimensiones eran medio metro de ancho y 4.285 kilómetros de largo. Un mundo llamado Sendero del Macizo del Pacífico”.

Sólo hay que leer algunas páginas para quedar atrapado. ¡Es tan fácil identificarse con Strayed! Se embarca en el viaje con conocimientos de senderismo limitados, con una mochila tan pesada a la que decide llamar “Monstruo” y con unas botas que le van algo pequeñas. Salvaje es una historia de superación personal, y cada kilómetro la hace más fuerte y más avezada.

En su relato se entrecruzan todo tipo de personajes: senderistas experimentados, parejas de jubilados, jóvenes novatos como ella. Las relaciones del camino son muy importantes en el libro, y Strayed ha sabido plasmar la magia y la intensidad de los lazos que se construyen durante un viaje.

Es gratificante avanzar con Cheryl, hacer el viaje con ella e ir descubriendo paulatinamente las maravillas y los riesgos del camino. Podrás aprender cómo potabilizar el agua, qué hacer si te cruzas con un oso o, incluso (en mi caso), a entender que cuando el peso de la mochila se vuelve tu mayor preocupación te veas obligada a quemar cada noche las hojas ya leídas de tus libros.

La historia es sencillamente cautivadora.

Quizá haya algo más que ya haya llamado tu atención: el nombre de la autora. Efectivamente, en inglés, strayed significa perdido, apartado, solitario. Y, sí, ella misma eligió ese apellido.

“Había empezado a caminar en el desierto de Mojave y no pensaba detenerme hasta tocar con la mano un puente que cruza el río Columbia en el límite entre Oregón y Washington, cuyo magnífico nombre es Puente de los Dioses.

 Miré al norte, en dirección a él: la sola idea de ese puente era para mí una almenara. Miré al sur, hacia donde había estado, hacia la tierra agreste que me había aleccionado y abrasado, y me planteé mis opciones. Solo tenía una, lo sabía. Desde el principio había tenido solo una.

 Seguiría adelante”.

 

¿Cuánto tiempo he tenido este libro en la mesilla? Una semana escasa, se lee muy rápido. 
¿Para qué viajes me puede ayudar? Por supuesto, para el Sendero del Macizo del Pacífico, pero también para otros recorridos senderistas.
¿Cómo lo he leído? En papel, en la edición en español de 2015 de Rocabolsillo.
¿Lo recomiendo? ¡Sí!

 

¿No te gusta mucho leer?

También hay una película, Alma Salvaje, protagonizada por Reese Witherspoon.

 

Deja un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico.